Tipos de cemento y sus usos

Tipos de cemento y sus usos - Servei Estació

¿Vas a realizar un pequeña reparación en casa y no sabes qué tipos de cemento necesitas? Desde Servei Estació te explicamos hoy las diferencias entre cemento, mortero y hormigón; tres compuestos muy utilizados en el sector industrial y de la construcción.

Quédate hoy con nosotros y descubre cuál es el mejor cemento o compuesto en polvo más recomendado para el proyecto de reforma que tengas en mente. ¡Empezamos!

Diferencias entre cemento, mortero y hormigón

Si no eres trabajador de la construcción, quizá hasta ahora no te hayas planteado nunca la diferencia que existe entre el cemento, el mortero y el hormigón. Puede que incluso hasta el momento los hayas confundido más de una vez. Por ello, y con el objetivo de ampliar tus conocimientos en el sector de la construcción, a continuación vamos a listarte las propiedades y características que definen a cada uno de estos materiales:

1. CEMENTO

También conocido como cementos Portland, es un elemento propio de la construcción, compuesto por una mezcla de caliza y arcilla molida. Al mezclarse con agua y yeso, dicho amasijo se convierte en un pasta muy blanda que se endurece al dejarse en la intemperie.

 2. MORTERO

Dicha argamasa se obtiene con la mezcla de cemento y arena. Este material se utiliza en la actualidad como adhesivo para fijar ladrillos y también para recubrir paredes en el sector de la construcción.

3. HORMIGÓN

 Para este material de la construcción se lleva a cabo una mezcla de cemento con arena y grava o piedras menudas. En la actualidad el hormigón o los bloques de cemento armado se utilizan para la fabricación de bigas y otras piezas prefabricadas.

Clases de cemento y sus usos más comunes

En la actualidad, el sector de la construcción cuenta con distintos tipos de cementos según su uso. Entre otros modelos, destacamos el cemento blanco, apto para proyectos decorativos en piscinas o azulejos para el hogar. A diferencia del típico cemento tipo Portland, a este compuesto se le añade cal y arcilla china para obtener su color blanco tan característico.

También podríamos destacar el auge del cemento hidrofóbico, fabricado con ciertos compuestos químicos que repelen el agua. Y, por último, el cemento expansivo o de origen orgánico, que no genera vibraciones y posee una alta resistencia a las altas temperaturas y sustancias químicas.

Además de estos materiales más clásicos, existen otros tipos de cemento con base adhesiva, que suelen utilizarse para pegar baldosas en paredes o suelos. Los hay con pegamento exclusivo para zonas de exterior e incluso otros con un alto poder de pegado sobre superficies no porosas.

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search